Cocina

Published on junio 16th, 2020 | by electrodomia

0

Aspectos a tener en cuenta a la hora de comprar un electrodoméstico, según donde vivas

A la hora de comprar un electrodoméstico solemos tener en cuenta aspectos importantes como el diseño, la eficiencia, la tecnología, o el precio. Sin embargo, no son las únicas variables que pueden ayudarte a decantar la balanza en tu elección. Aspectos como la zona geográfica, la concentración de humedad, la dureza del agua, o incluso la altitud, pueden influir en el rendimiento de tu electrodoméstico. Es por eso que los expertos de Beko te explican qué detalles tener en cuenta y cómo pueden ayudarte en tu decisión de compra.

Tener en cuenta la humedad ambiental

Normalmente asociamos una alta humedad ambiental a zonas calurosas, pero también puede ser una característica de zonas frías y en especial, costeras.

Es por eso que conocer el nivel medio de humedad ambiental es de gran utilidad para saber cómo afectará a tu hogar. Si en la zona donde resides tiende a haber niveles de humedad por debajo del 40%, pueden proliferar bacterias y virus, mientras que por encima del 60%, aparecen hongos y moho.

En los casos donde hay mucha humedad, es importante tener en cuenta que los frigoríficos son los principales afectados, porque hay un mayor riesgo de acumulación de escarcha. En estos casos, es recomendable optar por un modelo que incluya la tecnología más avanzada en no frost, como el Neo Frost Dual Cooling de Beko, basado en dos sistemas de frío independientes con descongelación automática en el congelador y en el frigorífico. De esta manera, se pueden mantener niveles de humedad óptimos para que los alimentos se mantengan frescos durante más tiempo y, además, los productos congelados se mantienen libres de escarcha y sin apelmazar.

Por otro lado, NeoFrost Dual Cooling también es una opción muy recomendada en zonas secas, ya que te ofrece ventajas adicionales en lo que se refiere a la frescura de los alimentos en tu frigorífico.

 

Un tamaño adaptado a cada hogar

Es habitual que en la mayoría de los hogares españoles nos encontremos con un frigorífico combi de 185 cm. En el caso de zonas costeras e islas, donde hay muchas segundas residencias y apartamentos pequeños, optar por un modelo de menor tamaño puede ayudar a minimizar el gasto energético y a aprovechar más el espacio disponible.

 

Optar por encastre

El color de un electrodoméstico puede romper, en ocasiones, la línea visual de la habitación donde se encuentra, motivo por el que muchas familias optan por el encastre. Lo más habitual es implementarlo en frigoríficos, lavavajillas, lavadoras y hornos, y según datos de la compañía, en España suele tener mucha aceptación en las cocinas del norte del país.

 

Un espacio de instalación adecuado

Tanto en electrodomésticos de libre instalación como en los de encastre, hay que tener claro que el espacio donde se colocarán cumpla con los requisitos para garantizar un óptimo funcionamiento del aparato. Por ejemplo, en el caso de los frigoríficos, es mejor revisar que el aparato tenga el espacio de ventilación recomendado para que conserve su eficiencia de trabajo y, en caso de que no sea posible, garantizar una buena ventilación de la cocina.

 

La temperatura es importante

Sobre todo cuando se habla de secadoras, el factor temperatura es importante. Las zonas del norte de España suelen tener las temperaturas más bajas en invierno, y hay algunas secadoras que no pueden funcionar correctamente cuando la temperatura es menor a 10ºC.

En contraposición, hay secadoras que no funcionan correctamente a temperaturas muy altas. Afortunadamente la tecnología mejora a un ritmo cada vez más alto y muchas marcas, entre ellas Beko, ofrecen secadoras de bomba de calor que funcionan de manera óptima a temperatura ambiente hasta los 35 ºC. Eso sí, este tipo de aparato debe instalarse siempre en una zona con ventilación adecuada para evitar cualquier avería y preferiblemente, evitando patios, balcones o garajes.

 

Analizar el tipo de agua según zona de residencia

Depende la zona en la que vivas, el agua tendrá una menor o mayor concentración de cal, un hecho que afecta al funcionamiento y vida útil de los electrodomésticos. Esta diferencia se puede producir incluso entre barrios de una misma ciudad.

Una vez conozcas el nivel de dureza del agua, es importante seguir las recomendaciones del fabricante, especialmente en casos como el del lavavajillas y lavadoras, donde hay más consumo de agua que en otros electrodomésticos. En el caso de Beko, la marca ofrece tiras de prueba de PH del agua para que puedas ajustar el funcionamiento del aparato.

La dureza del agua también determinará la cantidad de detergente y suavizante a usar en el caso de las lavadoras. Los fabricantes ya suelen indicar instrucciones de dosificación en cada colada dependiendo de la dureza del agua, además de la cantidad de ropa o el nivel de suciedad. Beko, gracias a su tecnología AutoDose de dosificación automática, permite recargar el depósito de detergente de una sola vez para múltiples lavados, sólo tendrás que ajustar la cantidad de detergente (según la dureza del agua) a través de tres niveles de dosificación: alto, medio y bajo.

En caso de residir en una zona con la llamada agua dura (con mucha cal), también es recomendable hacer una limpieza interna del electrodoméstico con la ayuda de un detergente que elimine los residuos de cal incrustados en la tubería de salida del agua.

 

Tags: , , , , , ,


About the Author



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Recibe nuestra Newsletter
  • Últimas tendencias
  • Los mejores electrodomésticos
  • Promociones y descuentos

Nunca te enviaremos spam