Qué hacer con los hijos durante los meses de vacaciones escolares, seis consejos tecnológicos de SPC

Aunque siempre está ahí la opción de recurrir a los campamentos de verano o confiar su cuidado en los abuelos, la realidad es que una jornada laboral de 8 h no nos lo pone nada sencillo para alcanzar a cubrir todos los momentos de diversión que nuestros pequeños necesitan en vacaciones. Sin embargo, los avances tecnológicos nos pueden ayudar a distraer e incluso a cuidar de nuestros hijos sin por ello tener que dejar de prestar atención a nuestras propias obligaciones. Para ello, SPC ofrece seis consejos que te ayudarán a conciliar mejor durante este largo período de vacaciones escolares.

  1. Una tablet, la mejor compañera de viaje

A la hora de viajar, se ha hecho prácticamente imprescindible llevar encima una tablet cargada de contenidos para que los pequeños se distraigan durante el viaje, sobre todo si lo llevamos a cabo en coche. Si, además, incluimos también apps y juegos educativos que les sirvan para divertirse y, al mismo tiempo, aprender, también lograremos que repasen lo aprendido a lo largo del curso sin tener que recurrir a los áridos cuadernos de verano. Siempre que tengas un pequeño respiro, acompáñales durante sus visionados y sus juegos: agradecerán el tiempo compartido y te podrán plantear las dudas que les surjan.

  1. Música compartida, en casa o en movimiento

Una diversión habitual en los viajes es poner música. Esa distracción la puedes trasladar también a tu hogar o bien a tu lugar de vacaciones. Pídele a tus hijos que pongan sus canciones preferidas y escoge tú las tuyas para reproducirlas en tu propio móvil o en un altavoz inalámbrico como SPC Sound Powerpool. Así, además de compartir la diversión y el buen ambiente, conocerás mejor sus gustos musicales y ellos también los tuyos.

  1. Sus primeras lecturas, más ligeras

Si has acostumbrado a tus hijos a leerles un rato cada noche, llegará un momento en que querrán disfrutar de los libros por sí mismos. La lectura natural que proporciona un ereader resulta muy cómoda y confortable, ya que lo que aparece en su pantalla está formado por tinta electrónica, así que se parece mucho a leer sobre papel. Además, se trata de la solución ideal para poder llevar libros suficientes para todo el verano, sin necesidad de cargar con un montón de volúmenes, en un dispositivo ligero y cómodo.

  1. Siempre atentos a lo que pueda ocurrir

En el caso de que tengas la oportunidad de trasladar tu puesto de trabajo a tu lugar de vacaciones para, así, aprovechar tus ratos libres para estar en familia, puede que tus hijos quieran irse a explorar la zona con sus amigos. Para darles esa libertad sin tener que preocuparte por perder el contacto con ellos, puedes comprarles un teléfono adecuado a su edad: puede ser un móvil de teclas que os facilite una sencilla comunicación o un smartphone que te permita conocer la ubicación de tus hijos.

  1. Auriculares para todas las situaciones

Sobre todo si tienes niños muy pequeños, puede que, aunque estés trabajando, haya momentos en que tengas que vigilarlos porque no haya nadie que te pueda relevar. En ese caso, una buena ayuda puede ser un auricular inalámbrico con micrófono incorporado para poder realizar llamadas mientras los observas a distancia, o incluso los atiendes directamente.

  1. Tus reuniones, también a distancia

Precisamente, a la hora de teletrabajar puedes encontrar dificultades para realizar videoconferencias sin una buena conexión wi-fi, lo que puede obligarte a desplazarte para ello fuera el ámbito doméstico. Para evitar alejarte de tus hijos, una solución es que te conectes desde el teléfono móvil, haciendo uso de las redes 4G, para lo que puedes recurrir a soluciones como Yealink VC Mobile App, que ayudan a ahorrar ancho de banda y aseguran la mayor calidad posible de vídeo y audio.