Cocina

Publicado en 20/02/2018 | por electrodomia

0

10 consejos de Teka para optimizar tu frigorífico

El frigorífico es uno de los electrodomésticos más importantes de tu hogar. Está funcionando todo el año y necesita más atención que otro que sólo utilices de manera ocasional. Por eso, si quieres que te dure mucho, deberás prestarle una atención especial.

Para ayudarte en esta labor, Teka ha preparado 10 sugerencias para optimizar el espacio y el rendimiento de tu frigorífico.

  1. Coloca los alimentos más antiguos al final. Sitúa detrás la comida que has comprado más tarde y delante la más antigua para evitar el consumo de alimentos caducados.
  2. Elige una buena ubicación. Es muy importante elegir el mejor sitio para colocar el frigorífico en tu cocina. Evita las fuentes de calor, ya que lo obligarás a trabajar sin necesidad y a consumir más energía.
  3. Extrema la limpieza y la higiene. Lava al instante cualquier derrame de líquido que pueda provocar el crecimiento de bacterias y prevé así la contaminación cruzada.
  4. Tapa bien los alimentos. Consérvalos en recipientes o en bolsas precintadas, sin sobrecargar en exceso la nevera para impedir que se limite la libre circulación del frío en su interior.
  5. Limpieza rutinaria. De vez en cuando, pasa una esponja limpia empapada con agua tibia y jabón por las paredes, estantes y cajones.
  6. Introduce los alimentos fríos o a temperatura ambiente. Deja enfriar los alimentos antes de colocarlos en el frigorífico. Si los guardas calientes, la nevera necesitará más energía para enfriarlos.
  7. Fija la temperatura óptima. La temperatura adecuada de un frigorífico es de 7º C, mientras que la de un congelador no debe estar por debajo de los -18º C.
  8. Sitúa las frutas y verduras siempre en cajones inferiores. Para que se conserven mejor, sácalas de la bolsa y colócalas en los estantes de la parte de abajo.
  9. Guarda la carne y el pescado también en la zona más baja. La zona baja de la nevera es la más fría, por lo que hay que reservarla para los alimentos que necesitan temperaturas más bajas de refrigeración, como el pescado y la carne.
  10. Ubica en la zona alta la comida que menos frío necesite. Como son las menos frías se deben almacenar los alimentos que necesiten menos refrigeración, como huevos, bebidas, mantequilla, mermelada o alimentos envasados.

Y como un truco casero muy efectivo, si notas algún olor desagradable en tu frigorífico, puedes poner dentro un recipiente con el zumo de un limón, colocar un vaso con café molido o posos de café o introducir un recipiente con bicarbonato.

Tags: , , , ,


Sobre Electrodomia



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver a la parte superior ↑

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Recibe nuestra Newsletter
  • Últimas tendencias
  • Los mejores electrodomésticos
  • Promociones y descuentos

Nunca te enviaremos spam