Svan te ayuda a mantener tu aire acondicionado en perfecto estado

El aire acondicionado es, con casi total seguridad, uno de los electrodomésticos más importantes que compramos para nuestros hogares. Más todavía, si estamos inmersos en estas olas de calor veraniegas que nos dejan sin aliento. Si sólo utilizas el aire acondicionado en la época estival, porque dispones de calefacción en casa, estos consejos que te ofrecen desde Grupo Svan te van a ser muy útiles para alargar la vida útil de tu equipo de aire acondicionado.

  • Mantén limpios los filtros de aire. Los filtros nos ayudan a evitar que las partículas de polvo y suciedad entren en la estancia y para que puedan realizar su función correctamente, debemos limpiarlos periódicamente. Si no los mantenemos limpios, no sólo empeorará el funcionamiento del aire acondicionado, sino que también empeorará la calidad del aire que tendremos en esa habitación. Para realizar la limpieza de los filtros, lo más adecuado es enjuagarlos con suavidad en agua caliente y frotarlos con las manos. Pero también se pueden rociar con una mezcla de agua y lejía, e incluso con algún producto perfumado.
  • Comprueba que el ventilador de la unidad condensadora funciona correctamente. La unidad condensadora es la parte de nuestro aire acondicionado que tenemos en el exterior, normalmente en terrazas, azoteas o colgados de la fachada. El ventilador de esta unidad es muy importante porque es el encargado de enfriar el gas refrigerante. De no funcionar correctamente, nuestro aire acondicionado no enfriará nuestra estancia como nosotros esperamos. Si escuchamos un sonido anómalo en nuestro aparato condensador, es un indicativo de que algo no va bien y debemos llamar a un profesional para que revise la unidad.
  • Revisa que el drenaje funcione correctamente. Con el normal funcionamiento de nuestro aire acondicionado en verano, se genera una condensación en el interior del aparato, que drena al exterior. Con el paso del tiempo, dicho drenaje puede obstruirse y causar problemas en nuestro aire acondicionado. Desde Svan recomiendan revisar periódicamente el drenaje, y si notamos que el agua no cae de forma normal, avisemos a un técnico.
  • Evita los malos olores. Si llega un momento en el que de nuestro aire acondicionado salen malos olores, es cuando debemos realizar una limpieza más a fondo, que la simple limpieza de los filtros. Estos malos olores suelen ser causados por la formación de bacterias en los intercambiadores o en los filtros. Si esto ocurre, os recomendamos abrir la tapa donde están los filtros, extraerlos y echar agua sobre los intercambiadores. Repetiremos esta acción en varias ocasiones durante el invierno.
  • Encender el aire acondicionado periódicamente. Por último, pero no menos importante, os recomendamos que no sólo os acordéis de vuestro aire acondicionado en verano, sino que durante el invierno lo encendáis periódicamente. Con estos breves encendidos fuera de la época estival, conseguiremos, como pasa con nuestros coches, que el motor de nuestro aire acondicionado no se deteriore y pueda estar a pleno rendimiento para el siguiente verano.

Esperamos que estos consejos os hayan sido útiles y que disfrutéis de lo que queda del verano!!!!