Grundig te da las claves para escoger un frigorífico

En estos momentos del año se convierte en imprescindible poder mantener una correcta alimentación, priorizando alimentos frescos. En este sentido, las frutas y verduras pueden verse muy perjudicadas en casa por las altas temperaturas y es más difícil asegurar su perfecta conservación.

La lucha contra el desperdicio de alimentos es un fuerte propósito para Grundig y, por este motivo, nos propone los mejores consejos para escoger el frigorífico adecuado para conservar los alimentos, ofreciendo también un alto rendimiento y una gran eficiencia energética:

  1. La tipología del frigorífico. Existen diferentes tipologías de frigorífico, algunas de ellas más popularizadas en los últimos años. Decantarse por una u otra dependerá de distintos factores como el diseño y gustos de cada persona o el espacio disponible en la cocina, así como el tamaño de la familia a la que dará servicio. Existen diferentes medidas de altura y anchura, y opciones de número y distribución de las puertas. Los frigoríficos combi, por ejemplo, son los más populares.
  2. La eficiencia energética. Hoy en día, este factor tiene un gran peso a la hora de elegir frigorífico. Según algunas estimaciones, este electrodoméstico acapara el 30% de la electricidad consumida en un hogar. La eficiencia energética es la clave para ahorrar en la factura de la luz, por lo que un frigorífico con mayor eficiencia ayudará con un consumo más reducido siendo también más sostenible. Se deberá consultar el distintivo que aparece en las indicaciones técnicas de certificación energética: cuanto más se acerque a la A, más eficiente y por tanto menos consumirá ese frigorífico. Los frigoríficos Grundig te ofrecen soluciones de conservación de alimentos innovadoras y además puedes encontrar altas eficiencias energéticas como la clasificación C entre sus modelos, como el GKPN 66840 LXPW o el GKPN 66940 LXPW, que además cuentan con conectividad wi-fi.
  3. El diseño interior y exterior. El aspecto exterior es un factor clave a la hora de comprar un frigorífico. Algunos de los elementos que pueden influir exteriormente son, por ejemplo, el color: el blanco e inox son los más habituales, aunque también los hay en otros acabados. Hoy en día, el acero inoxidable es una de las opciones más frecuentes, con una gran diversidad en función del acabado final: mate, brillante, pulido, etc. Además, también destaca el tipo de asa o de agarre, donde se tienen en cuenta tanto la estética como el factor práctico.
  4. Frigoríficos inteligentes. Los electrodomésticos modernos han evolucionado mucho en los últimos años en lo que a la gestión inteligente se refiere. Por este motivo, los frigoríficos no son una excepción: ahora incluyen nuevas funciones que los convierten en frigoríficos inteligentes, permitiendo al usuario un gran nivel de control o propiciando que el aparato module su propio funcionamiento. Grundig ofrece una gran variedad de frigoríficos inteligentes, repletos de opciones que permiten grandes comodidades y condiciones óptimas para mantener los alimentos del hogar y ahorrar energía como por ejemplo el enfriamiento rápido o el modo vacaciones.
  5. Innovaciones tecnológicas. Los últimos avances tecnológicos tienen un objetivo esencial: mejorar la experiencia del usuario y ofrecer un rendimiento óptimo. Este objetivo se consigue mejorando la calidad en la conservación de los alimentos en los frigoríficos. En Grundig, existen una gran variedad de tecnologías con este propósito como AeroFresh, FullFresh+ o VitaminZone.

AeroFresh es el nuevo sistema de circulación del aire que mantiene los alimentos frescos durante más tiempo, un 30% más que en frigoríficos convencionales; mientras que el cajón con tecnología VitaminZone de los frigoríficos Grundig incorpora un sistema de luces LED RGB, que simula el ciclo natural del sol para conservar las vitaminas y nutrientes de los alimentos durante mucho más tiempo, ayudando a que los alimentos tengan un ciclo de vida en sus mejores condiciones. Y, en el compartimento con tecnología FullFresh+, las frutas y verduras se conservan frescas hasta 3 veces más que en los convencionales: se trata de un diseño especial que minimiza la condensación y mejora el flujo de aire para asegurar las condiciones de conservación ideales.

Además de la conservación de los alimentos, los frigoríficos Grundig permiten una mejor organización de la comida en el interior, y una comodidad y flexibilidad en el manejo a través de sus funcionalidades como el enfriamiento y la congelación rápidos o la conectividad con HomeWhiz, que permite controlar el electrodoméstico de forma remota, recibir notificaciones si hay un corte de luz y está subiendo la temperatura o te has dejado la puerta abierta, entre otras opciones.