Hisense desmonta los mitos de los proyectores o sistemas de “cine en casa”

Actualmente, los proyectores están muy asociados con el concepto de cine en casa o “home theater”, pero también han sido objeto de ciertos estigmas que se acercan más a las características de esos enormes aparatos que usaban los profesores en los colegios que a las de los proyectores láser que encontramos a día de hoy en el mercado del televisor residencial. A continuación, Hisense enumera varios de estos mitos que gracias a los avances tecnológicos se han podido desmontar con productos como los Láser TV de Hisense.

Mito Nº 1. Para una experiencia inmersiva, se necesita una pantalla blanca y un proyector

Para ver una película se necesita una pantalla grande, pero no un proyector aparatoso en medio del salón ni una pantalla blanca que rompa con el estilo y diseño de la sala. Las pantallas de cine en casa se parecen cada vez más a una gran televisor de pantalla extremadamente plana, montada en la pared. Este sistema, denominado Láser TV cuenta con pantallas que van de las 88 a las 120 pulgadas y un proyector láser que se ubica debajo; un ejemplo es el TriChroma Láser TV de tiro ultra corto de Hisense. Se podría decir que no sólo es un dispositivo de proyección láser, sino que está pensado desde el punto de vista del diseño, la decoración y el aprovechamiento del espacio.

Mito Nº 2. El salón debe ser de grandes dimensiones y no debe tener ventanas ni recibir luz solar directa

Otra idea errónea es que, para disfrutar de la mejor experiencia de cine en casa, se necesita un salón a oscuras y de grandes dimensiones. La verdad es que no es indispensable. Como ya hemos comentado, Hisense Láser TV L9G ocupa muy poco espacio, pues la consola se ubica debajo de la pantalla, a sólo 30,3 cm de la pared. Se adapta perfectamente a cualquier mueble y se integra perfectamente a cualquier salón. La luz ambiente ya no afecta a todos los proyectores láser. Gracias a la Ambient Light Rejection, característica especial de la superficie de la pantalla, no es necesario que dejar el salón a oscuras ni siquiera durante el día.

Mito Nº 3. Los colores nunca son tan brillantes como en la pantalla de un televisor

Las nuevas tecnologías láser incluso proyectan colores más vivos y generan experiencias inmersivas que permiten vivir cada atardecer, cada mundo de fantasía y cada escena de acción como si fueran reales. La Láser TV L9G de Hisense incluye la tecnología láser TriChroma, una fuente de láser tricolor con luminosidad de 3.000 lúmenes, que ha sido diseñada para llevar los colores a un nivel superior, mejorar la calidad de la imagen y generar un brillo uniforme.

Mito Nº 4. Para obtener un sonido perfecto, se necesita un sistema de sonido profesional (y caro). El Láser TV Hisense con Dolby Atmos con altavoces superiores integrados de 40 W soluciona este problema. Gracias a esta característica el sonido llega desde todas las direcciones.

Mito Nº 5. Los proyectores no sirven como televisor

Una Láser TV es mucho más que un simple proyector. Funciona como una Smart TV con todo lo que necesitas para tu entretenimiento. La Hisense TriChroma Láser TV L9G funciona con el sistema operativo Vidaa OS, que te permite acceder rápidamente a todas tus aplicaciones favoritas, como Netflix, Disney+ o YouTube. Una Láser TV es mucho más que una simple experiencia de cine.