¿Reduce el consumo de luz en el hogar el programa Eco de los electrodomésticos?

¿Merece la pena usar el programa Eco de un lavavajillas? Tal y como está el precio de la luz y ante una clara mayor demanda de electrodomésticos más eficientes y sostenibles, conviene recodar las ventajas de los programas Eco de los electrodomésticos.

La marca Miele señala que, el simple hecho de elegir un programa Eco respecto a un estándar, supone un ahorro de entre un 38% y un 51% en el consumo energético. Por supuesto, todo depende de la máquina y del modelo.

Teniendo en cuenta que el 85% de la huella de CO2 que deja un electrodoméstico Miele se produce durante su uso, la firma considera realmente importante y necesario abogar electrodomésticos duraderos que cuenten con programas que consuman la menor energía posible. Dos puntos claves con los que los electrodomésticos de Miele ya cuentan en su compromiso por ofrecer productos eficientes, sostenibles y de calidad.

¿Por qué un programa Eco consume menos y obtiene los mismos resultados?

Aunque normalmente se tiende a pensar que los programas cortos son los que menos consumen, Miele recuerda que es el programa Eco aquel que ayuda a reducir considerablemente la factura de la luz. Los programas cortos no son los más eficientes ya que necesitan más agua, mayor potencia eléctrica para actuar con mayor rapidez, lo que se traduce en un mayor consumo de luz.

Teniendo en cuenta que la mayor parte de la energía que consumen tanto las lavadoras como los lavavajillas en cada ciclo de lavado está destinada exclusivamente a calentar el agua, Miele hace hincapié en que la temperatura del agua es el componente principal de consumo energético y no la duración del ciclo.

En esta apuesta por la innovación, Miele cuenta con electrodomésticos super eficientes. Un ejemplo de ello son las secadoras de nueva generación de la marca que cuentan con una bomba de calor de alta eficiencia energética. Además, gracias a su sistema EcoSpeed es posible un secado más rápido con el menor consumo de luz.

En lo que respecta a las lavadoras, además de contar con eficiencia energética A, disponen de un control de carga automático e inteligente que analiza la carga. De esta forma, no se utiliza más agua y electricidad que la necesaria. Con su función EcoFeedBack, el usuario puede conocer en todo momento la información sobre el consumo de electricidad y agua.

Con todo ello, Miele es consciente de que calidad y ahorro energético van de la mano para conseguir los mejores resultados en todo el hogar y cuidando el planeta.