Whirlpool y sus consejos para un uso sostenible de los electrodomésticos en el hogar

Con la crisis energética, los recursos son cada vez más escasos y el coste de vida aumenta, por lo que todos debemos controlar y racionalizar el consumo de energía. Coincidiendo con el Día Mundial del Medio Ambiente, celebrado cada 5 de junio desde 1974, Whirlpool, presenta algunos consejos para un uso “eco-friendly” de los electrodomésticos, contribuyendo así al cuidado del planeta.

Más allá de estos sencillos gestos, Whirlpool incorpora a todas sus gamas de producto la tecnología 6TH Sense que, gracias a sus sensores inteligentes, es capaz de adaptar el consumo del electrodoméstico de forma intuitiva a lo estrictamente necesario, ahorrando en tiempo y recursos.

Lavado y secado

Usar la lavadora de forma adecuada, al igual que contar con la mejor tecnología, es clave para hacer un uso eficiente de esta. Por ejemplo, Whirlpool recomienda lavar las prendas siempre con agua fría. Según Energy Star*, alrededor del 90% de la energía que necesita una lavadora para funcionar se destina a calentar el agua. A menos que haya manchas aceitosas o difíciles de sacar, lavar con agua fría es la mejor medida para ahorrar electricidad y, además, ayuda a mantener la vitalidad de los colores de la ropa.

Lo mismo ocurre al utilizar funciones y programas especiales. Usar el ciclo ECO contribuirá a ahorrar en recursos y activar el centrifugado rápido, reduciendo así la cantidad de humedad en la ropa y el tiempo de secado. Y soluciones como la función AutoDose, un sistema de dosificación automática de detergente que únicamente desprende la cantidad adecuada para cada ciclo, incorporada en la lavadora Supreme Silence, garantizará los mejores resultados de lavado, sin espuma ni residuos en la ropa, al mismo tiempo que ahorrará detergente.

Como todo el catálogo de Whirlpool, las lavadoras y secadoras cuentan con la exclusiva tecnología 6th Sense que, en función de la carga, adapta el consumo de tiempo, agua y electricidad, logrando así un consumo más eficiente.

Asimismo, las secadoras con tecnología bomba de calor garantizan siempre un secado óptimo y un menor consumo de electricidad, ya que trabajan a menor temperatura. El sistema funciona con un circuito cerrado que permite reciclar el aire precalentado cuando sea necesario, sin requerir más energía durante el ciclo.

Frío

El frigorífico es el electrodoméstico que más energía anual consume en el hogar. Ajustar correctamente la temperatura (los refrigeradores deben configurarse a 4 ºC y el congelador a -18 ºC) o asegurar la hermeticidad del frigorífico en busca de grietas son algunas de las soluciones más obvias, pero no las únicas.

Para aquellos amantes del picoteo que abren la puerta del frigorífico cada 10 minutos, la tecnología 6TH Sense garantiza un control de temperatura preciso y constante y, cuando se detecta alguna variación, al tener la puerta abierta o al introducir nuevos alimentos a temperatura ambiente, un sensor activa el compresor que la restaura rápidamente, evitando un gasto innecesario de energía.

Lavavajillas

Hacer un uso “eco-friendly” de los electrodomésticos pasa por amortizar al máximo cada uno de los ciclos. Y es que estos aparatos usan aproximadamente la misma cantidad de energía y agua, independientemente de la carga, por lo tanto, cuando sea posible, es mejor usarlo sólo cuando esté lleno.

Los lavavajillas Whirlpool incorporan, además, la mejor tecnología para reducir su impacto en el medio ambiente. Gracias a sus sensores inteligentes 6TH Sense, el ciclo de lavado y la presión de agua se adaptan automáticamente al nivel de suciedad para obtener unos resultados perfectos, ahorrando hasta un 50% de tiempo y agua.  El sistema PowerClean garantiza un poder de limpieza adicional sin necesitad de prelavar la vajilla a mano, por sus 28 inyectores de agua a presión y, el sistema de secado NaturalDry, aumenta la eficiencia de secado del lavavajillas hasta un 45%, gracias a la entrada de aire natural, y ofrece una mejor eficiencia energética del electrodoméstico, ya que puede reducir el consumo de energía hasta un 15%.

*Energy Star es un programa de etiquetado que ayuda a consumidores y empresas a seleccionar el modelo que consume menos energía, usualmente están entre los productos 25 por ciento más eficientes en el mercado.